Principal
ZAINDU - Centro de medicina deportivawww.zaindu.com
disminuir fuente ampliar fuente

FASCITIS PLANTAR

La fascia plantar es una banda fibrosa, parecida a un ligamento, que recorre el pie desde el talón hasta la base de los dedos. Esta banda tira del hueso del talón (calcáneo), elevando el arco del pie en el momento que éste se despega del suelo. Sin embargo, si el pie se mueve de modo incorrecto, la fascia plantar podría someterse a un esfuerzo excesivo. Si esta banda llega a inflamarse, sus pequeñas fibras comienzan a deshilacharse y surge la fascitis plantar.

Mecanismo de lesión
Suele deberse a la mala biomecánica del apoyo del pie. Las causas más frecuentes de fascitis plantar son:

  • Problemas con el arco del pie (pie plano o pie cavo). 
  • Aumento brusco de peso.
  • Acortamiento de los gemelos.
  • Tendón de aquiles muy tenso.
  • Zapatos con suelas rígidas o con poco arco de soporte.
  • Pies pronados durante la marcha o la carrera.

Síntomas
El síntoma más común es el dolor en la parte inferior del talón que generalmente es mucho más agudo por las mañanas al levantarse (la fascia se contrae a lo largo de la noche) y va disminuyendo a lo largo del día (la fascia se va relajando y estirando al caminar). El dolor puede regresar al comenzar a andar después de un tiempo de reposo o al estar mucho tiempo parado de pie. Al final del día puede aparecer un dolor sordo que aumenta con el descanso.

Prevención
Para prevenir este tipo de lesión es aconsejable :

  • Evitar usar zapatos sin tacón, los zapatos deben tener un tacón mediano, buen soporte del arco y absorción del impacto.
  • Evitar el sobrepeso.
  • Evitar andar descalzo en superficies muy duras.
  • Realizar calentamiento antes de cualquier actividad deportiva.
  • Antes de levantarse de la cama realizar movimientos de estiramiento de los pies, arqueando el pie hacia delante y hacia detrás.


Tratamiento
El tratamiento conservador suele tener éxito casi siempre, pero pueden pasar meses antes de que los síntomas se reduzcan o desaparezcan. El tratamiento inicial es a base de antiinflamatorios por vía oral, ejercicios de estiramientos de la fascia y un estudio biomecánico del pie con la instauración de plantillas correctoras si es necesario. Cada vez se utilizan más las férulas nocturnas (con flexión dorsal a 90º del pie) que estiren durante la noche la fascia plantar. Cuando no es efectivo este tratamiento se puede utilizar un férula de yeso durante 3 semanas. El uso de infiltraciones de corticoides es muy controvertido.

Fascitis plantar
Fascitis plantar




Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.

Copyright © 2007 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative