Principal
ZAINDU - Centro de medicina deportivawww.zaindu.com
disminuir fuente ampliar fuente

EL FIN DEL RETROCESO

 Prometo dejar de hablar del susodicho tras este post. Al menos voy a intentarlo. Pero para acabar con el tema me veo obligado a aclarar un par de cosas. En el último post (A vueltas con el retroceso ) llegábamos a la conclusión de que utilizando la nueva definición del retroceso, éste no variaba por mucho que adelantásemos o retrasásemos el sillín. Perfecto.


Veamos la siguiente foto.





La posición de la rodilla está retrasada respecto al eje del pedal. Debemos adelantar al ciclista con el fin de mejorar la eficiencia de la pedalada. El ciclista no puede modificar el retroceso ya que, como comentamos, depende del ángulo del tubo del sillín (propio del cuadro) y de la altura del sillín (suponemos que es correcta en este caso).

Pero el ciclista puede adelantar el sillín y aunque no varía el retroceso, sí varía la distancia entre el punto medio y el final del sillín en su parte posterior( la llamamos "m"). Veamos un esquema.

Es la distancia que hemos llamado "m", la que varía al mover el sillín. Es la que definimos y proponemos a nuestros ciclistas. La longitud del sillín no nos importa en este caso. Tampoco el retroceso ya que no se puede modificar.

Consideramos más acertado definir la longitud de "m" que el retroceso considerado desde la punta del sillín. El margen de error es menor y la regulación de la bicicleta será más correcta.



Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui.

Copyright © 2007 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Corporative